Cargando...

QUÉ ES LA ESCLEROSIS MÚLTIPLE

La Esclerosis múltiple (EM) es una de las enfermedades más comunes del sistema nervioso central (cerebro y médula espinal). Aproximadamente en España existen alrededor de 47.000 afectados de Esclerosis Múltiple, en Europa 600.000 y en el mundo más de 2.000.000.

Esta enfermedad se puede diagnosticar a través de biopsia o autopsia con gran facilidad, sin embargo, también existen pruebas no invasivas que hacen un diagnóstico cierto.

¿Qué es la Esclerosis Múltiple?

La EM es una enfermedad autoinmune inflamatoria. Es una afección que provoca daños en el recubrimiento protector que rodea las fibras nerviosas del cerebro, los nervios ópticos y la médula espinal (desmielinización). Los síntomas de la enfermedad vienen de la pérdida y mielina, esto altera la capacidad de los nervios para conducir los impulsos eléctricos desde y hacia el cerebro. Dependiendo del grado de lesión, la falta de comunicación entre las neuronas puede ser transitoria o permanente.

Las edades más frecuentes de diagnóstico son entre los 20 y los 40 años, aunque se puede comenzar con anterioridad. Suele ser más habitual en mujeres que en hombres.

La Esclerosis Múltiple no es contagiosa ni mortal. Su causa es desconocida, pero existen factores genéticos que influyen en que sea común entre varios miembros de una familia. También hay influencia de factores ambientales.

Hoy en día no existe cura para la EM, pero si hay fármacos para modificar el curso de la enfermedad reduciendo el número de brotes y disminuyendo la progresión de la discapacidad. También existen tratamientos para suavizar los síntomas que afectan a la calidad de vida del paciente.

Diagnóstico

En caso de sospechas de una Esclerosis Múltiple, se debe acudir al neurólogo. La gran mayoría conocen muy bien la enfermedad debido a que es bastante habitual. Conocen a la perfección sus síntomas, pero, sin embargo, no existen pruebas médicas para confirmarlo.

A pesar de que se realicen pruebas para saber si se padece la enfermedad, estas no nos dicen con total seguridad que nos encontramos ante Esclerosis Múltiple, ya que ciertos resultados o síntomas pueden ser producidas por otras enfermedades. Con el conjunto de todos los datos y una historia clínica compatible nos llevará al diagnóstico, a veces dudoso al principio, pero a lo largo del tiempo y la evolución nos lleva a una respuesta definitiva.

Causas

Se desconoce la causa exacta de la esclerosis múltiple. Surge por la rotura de la mielina, una funda protectora que rodea las fibras nerviosas del sistema nervioso central. Esto afecta negativamente a la comunicación entre el cerebro y otras partes del cuerpo.

En muchas ocasiones se considera la esclerosis múltiple como una enfermedad autoinmune. Estas atacan sin advertencia sus propias células y tejidos

Las dos causas más aceptadas son los factores genéticos y ambientales. Existen personas que tienen más riesgo que otras de desarrollar la enfermedad. También se cree que un factor ambiental puede ser un virus latente en el cuerpo.

Tipos

En ocasiones hay personas que se ven afectadas de manera mínima, y en otros casos en cambio, avanza rápidamente produciendo la incapacidad total. Sin embargo, también existe una situación intermedia en la que se encuentran la mayoría de afectados. Además, existen diferentes tipos de Esclerosis Múltiple en función de los síntomas y evolución de la enfermedad.

Síntomas

Los síntomas de la Esclerosis Múltiple dependen de las áreas del sistema nervioso central que se hayan visto afectadas y su magnitud, es una enfermedad muy variable. Los episodios pueden durar días, semanas o meses e ir seguidos de períodos de reducción o ausencia de los síntomas (remisiones). También pueden presentarse de forma progresiva. La fiebre, los baños calientes, la exposición al sol y el estrés pueden desencadenar o empeorar los brotes.

No hay síntomas específicos que experimenten todas las personas, aunque sí hay comunes. Estos pueden variar en severidad y duración incluso en la misma persona.

Los síntomas más comunes son:

  • Síntomas musculares, de equilibrio y coordinación:

  • Pérdida del equilibrio.

  • Entumecimiento (parestesia) o sensación anormal en cualquier área.

  • Problemas para mover los brazos y las piernas.

  • Problemas para caminar.

  • Problemas con la coordinación y para hacer movimientos pequeños.

    • Temblor en uno o ambos brazos o piernas.

    • Debilidad en uno o ambos brazos o piernas.

  • Síntomas vesicales e intestinales:

    • Estreñimiento.

    • Micciones frecuentes y/o urgentes.

    • Incontinencia urinaria.

  • Síntomas oculares:

    • Visión doble.

    • Visión borrosa.

    • Neuritis óptica.

    • Movimientos oculares rápidos e incontrolables.

    • Pérdida de visión (infrecuente).

  • Entumecimiento, hormigueo o dolor:

    • Dolor muscular y dolor facial.

    • Espasmos musculares dolorosos.

    • Sensación de picazón, hormigueo o ardor en brazos y piernas.

  • Otros síntomas cerebrales y neurológicos:

  • Disminución del período de atención, de la capacidad de discernir y pérdida de memoria.

  • Dificultad para razonar y resolver problemas.

  • Depresión o sentimientos de tristeza.

  • Vértigos y mareos.

  • Síntomas sexuales:

  • Problemas de erección.

  • Problemas con la lubricación vaginal.

  • Síntomas del habla y de la deglución:

    • Lenguaje mal articulado o difícil de entender.

    • Habla lenta.

    • Problemas para masticar y deglutir.

La fatiga es el síntoma más común y molesto a medida que la EM progresa. Mientras que algunos de estos síntomas son evidentes, otros tales como los problemas sensitivos, y los de memoria y concentración son a menudo síntomas ocultos.

Muchos de estos síntomas tienen una fácil solución si se reconocen adecuadamente y se ponen las medidas diagnósticas y terapéuticas oportunas. En muchas ocasiones su control requerirá de una combinación de tratamientos farmacológicos y terapias físicas, tales como fisioterapia, logopedia o terapia ocupacional.

Tratamiento

Existen varios tipos de tratamientos, los modificadores de la enfermedad, el tratamiento de los síntomas, de los brotes y otros.

En cuanto a los tratamientos modificadores de la enfermedad su objetivo es prevenir o reducir el número de brotes y la acumulación de discapacidad. Para ello existen diversos fármacos administrados a través de inyecciones diarias o alternas en función de la dosis.

Los tratamientos de los síntomas son para reducir o evitar los síntomas causados por el daño al sistema nervioso como espasticidad, dolor, cansancio, etc., ya que afectan gravemente a la calidad de vida del paciente.

Los tratamientos de los brotes son enfocados a controlar los de afectación severa. Los propone el neurólogo. Aunque no mejore a largo plazo la recuperación del brote, al menos su recuperación es más rápida.

Hay también otros tratamientos beneficiosos en el caso de un avance rápido de la enfermedad o con una alta tasa de recaída. Sin embargo, cuenta con bastantes efectos secundarios, por lo que es importante trabajar junto al neurólogo para equilibrar sus efectos.

La rehabilitación integral es de gran importancia para las personas con esclerosis múltiple.

Los investigadores están trabajando para encontrar nuevos y mejores tratamientos para la enfermedad. Existen ya por el momento tres medicamentos orales que están en proceso de estudio.

Las terapias con células madre son otra área de investigación para el tratamiento de la esclerosis múltiple.

Embarazo y Esclerosis múltiple

Las mujeres que sufren la enfermedad no tienen ningún problema para quedarse embarazadas, su capacidad de reproducción no se ve afectada por la enfermedad. Sin embargo, si se está con tratamiento es inviable ya que éste afectaría al feto.

En caso de quedarse embarazada y estar con tratamiento hay que consultar inmediatamente al neurólogo y tratar de interrumpir el tratamiento.

El embarazo no influye negativamente en la enfermedad. Incluso la mayoría de las pacientes suele encontrarse mejor y la frecuencia de brotes disminuye. El parto será de la manera habitual y se podrá amamantar al bebé siempre y cuando no haya un tratamiento que lo impida.

ASOCIACIONES ESPAÑOLAS DE ESCLEROSIS MÚLTIPLE. CLICK AQUÍ.

También puede interesarte:

QUIÉNES SOMOS. VER

EJERCICIOS FÍSICOS PARA REALIZAR EN CASA. VER

DIFERENCIA ENTRE DISCAPACIDAD Y DEPENDENCIA. VER

COMITÉ DE EXPERTOS. VER

JOSE CRUZ

También te puede interesar:

Nuestros magníficos menús a domicilio para mayores. VER

Menú a Domicilio Para Personas Mayores

Nuestros servicio de Asistencia a domicilio para toda España. VER

Nuestros productos para cuidarte y que te cuiden. VER.

Nuestros teléfonos y otros gadgets para mayores. VER.

Nuestros productos para mimar los pies. VER.

Nuestros sillones relax. VER.