Cargando...

REMEDIOS NATURALES PARA TRATAR LAS ESCARAS O ÚLCERAS DE PRESIÓN

Este artículo pretende ser un manual de recomendaciones sencillas para evitar y tratar las escaras o úlceras de presión.

En primer lugar recomendamos, que ante la sospecha de aparición de escaras o úlceras de presión, se consulte al facultativo. La atención especializada no solo es recomendable sino que es imprescindible. Y cuando hablamos de personal especializado nos referimos a personas con cualificación demostrada. En ParaPupas siempre vamos a recomendar que se acuda a personal médico. 

Dicho esto, entramos en harina.

Las úlceras de presión, también conocidas como llagas por presión o escaras, son lesiones (con herida abierta, rojez o hinchazón) producidas por la presión prolongada en cualquier parte del cuerpo. Generalmente afectan a zonas próximas a hueso.

Se localizan, por tanto, por la presión continuada entre la superficie donde está apoyado el paciente (cama, silla, etc.) y los diferentes huesos que “sobresalen” en esa zona del cuerpo donde se produce finalmente la escara.

Este sería un esquema de las localizaciones típicas donde aparecen:

Son muy comunes en las personas con discapacidad, parálisis,  postrados en cama o usuarios de silla de ruedas (cerca del 70% de estas personas sufrirán algún tipo de escara). Y son tan comunes porque estas personas no pueden cambiar con frecuencia su posición y la presión continua de estas partes específicas del cuerpo genera esta terrible dolencia.

Hay diferentes estadíos o grados de escaras, en función de su gravedad. Siendo el grado 1 el más leve (la fase inicial) y el 4 el más grave (con necrosis de tejidos, etc.).  Aquí vemos unas imágenes gráficas.

Si son detectadas a tiempo, las escaras se pueden tratar de forma efectiva, aunque pueden convertirse en un problema que ponga en riesgo la vida ya que corta la circulación de esa zona presionada y puede ser motivo de infecciones graves (incluso la muerte por sépsis).

Los siguientes remedios caseros para las escaras,  úlceras de presión o de decúbito, pueden ayudar a tratar los primeros síntomas:

Cambiar la posición:

Cuando se mueve al paciente, la presión en la piel se libera  y la circulación se reactiva.

Un paciente en una silla de ruedas debe ser reposicionado cada 15 minutos, mientras que los pacientes postrados en cama deben reposicionarse por lo menos cada dos horas.

Polvos de Talco:

Para disminuir la fricción al mover al paciente con riesgo o en el inicio de las úlceras por presión, use talco para bebés.

Cojines antiescaras:

Reduzca la presión a la piel mediante el uso de cojines para apoyo.


En ParaPupas pueden encontrar una selección de estos productos:

COJINES PARA ESCARAS. VER

COJINES PARA SILLA DE RUEDAS. VER

SILLA ESCARAS.PARAPUPAS


Limpiar la llaga:

Las escaras deben limpiarse periódicamente para promover la curación.

La eliminación de la piel muerta es importante.

Los antisépticos pueden dañar la piel y retardar el proceso de curación por lo que puede ser una adecuada alternativa el utilizar agua salada caliente.

Usted puede crear esa solución de limpieza, para las úlceras de decúbito, mezclando dos tazas de agua y dos o tres cucharadas de sal de mesa.

Deje que la sal se disuelva en el agua antes de transferir a un frasco.

Aplique la solución de agua salada sobre las escaras asegurándose de colocar una toalla limpia debajo de la piel afectada para atrapar el exceso de agua. Recuerde no mojar las sábanas y el colchón para no generar humedades en el entorno de la piel.

Si la herida está abierta esta maniobra puede causar dolor. Por favor, tenga cuidado.

Miel:

Esta sustancia milagrosa ha desempeñado un papel muy importante en el tratamiento de la piel y el cuidado de las heridas durante siglos.

La miel también actúa como un humectante para la piel.

Las cualidades antisépticas pueden ayudar a prevenir y tratar las infecciones.

Modo de usarse: Agregar la miel en un vendaje de gasa o una almohadilla, y colocar sobre la escara.

Cambiar la miel al menos una vez cada 24 horas.

Los resultados se ven habitualmente en una semana o 10 días.

(Los ungüentos solo serían recomendables para escaras sin herida. Grado I).

Los emplastes de miel y verduras:

Combine dos cucharadas de miel y una cucharada zumo de ruibarbo (o de remolacha) para crear una pasta de curación y aplicar sobre la escara.

Si la mezcla es demasiado líquida, agregar un poco de harina como espesante natural.

Cubra la herida con un vendaje y cambiar a diario.

(Los ungüentos solo serían recomendables para escaras sin herida. Grado I).

El aceite de oliva virgen:

Entre los beneficios del producto destaca que los ácidos grasos del aceite de oliva virgen extra favorecen la regeneración de la piel, aumentando la hidratación, la elasticidad y resistencia de la misma.

Del mismo modo, ayuda a prevenir el deterioro de la piel, protegiéndola y regenerándola cuando está sometida a una presión o fricción prolongada, como ocurre en personas encamadas o en sillas de ruedas.

El aceite de oliva es una maravilla, tanto como uso alimentario como dermatológico, así que pueden aplicarlo sobre la piel tantas veces como vean conveniente. Siempre que la escara se encuentre en la primera etapa, antes de hacer herida.

El jabón suave y neutro:

Para prevenir la infección, se deben mantener limpias las heridas abiertas.

Lave suavemente la zona de la escara con un jabón neutro y agua.

La vitamina E en jabón:

Un baño de esponja todos los días con un jabón que contenga vitamina E es beneficioso para un paciente con úlceras de decúbito.

Mantener la piel seca:

Es muy importante mantener la piel seca de las personas encamadas o en silla de ruedas.

Cuando la humedad queda atrapada bajo presión, el tejido comienza a deteriorarse y convertirse en llagas. La maceración es un caldo de cultivo para los gérmenes, además de fomentar la muerte de los tejidos.

Vitaminas:

Su cuerpo necesita nutrientes y vitaminas para prevenir la formación de úlceras por presión y también para estimular su curación.

Ciertas vitaminas son más beneficiosas, como la vitamina C, lo que acelera el proceso de curación de las heridas.

Si usted está en cama o en silla de ruedas, comer una dieta rica en vitaminas esenciales pueden llegar a ser un salvavidas.

Es importante la ingesta de  alimentos que contengan vitaminas A, B, C, D y E, que pueden prevenir y curar las úlceras de decúbito.

También es importante incluir en la dieta alimentos ricos en Zinc y proteínas.

Incrementar el Consumo de Fibra:

El óptimo funcionamiento del sistema digestivo (hacer de vientre todos los días) puede evitar el empeoramiento de las úlceras de decúbito.

Incrementar la ingesta de fibra puede ayudar.

Aumente el consumo de frutas, verduras y cereales ricos en fibra.

Leche de Magnesia Phillips (o hidróxido de magnesio):

Cuando se añade al agua, yodo y leche de magnesia se crea un remedio que se sabe un calmante para las úlceras de decúbito o presión.

Mezcle los ingredientes en un tazón y deje reposar 30 minutos.

A continuación, aplique el remedio  varias veces al día (o cuando sea necesario).

Después de unos días, los pacientes han reportado signos de cicatrización.

(Los ungüentos solo serían recomendables para escaras sin herida. Grado I).

Un poco de información extra sobre la leche de magnesia o hidróxido de magnesio. VER AQUÍ

Colchón de aire:

Para reducir la presión y así prevenir o reducir las escaras, es posible que tenga que dormir en un colchón de aire. Obtendrá un cómodo descanso. Estos colchones crean movimientos constantes que actúan como continuos cambios posturales.

Esta es una solución estupenda para los pacientes encamados durante largos periodos de tiempo.


En ParaPupas tenemos una selección de los mejores colchones para los diferentes niveles de riesgo:

COLCHONES ANTIESCARAS PARA CAMA. VER

colchonantiescarasgrado3


El Aloe Vera:

Antes de aplicar el gel de aloe vera a una úlcera por presión, limpie y seque bien el área. Aplicar el aloe una o dos veces por día.

El aloe traerá alivio calmante, así como fomentará una rápida recuperación.

(Los ungüentos solo serían recomendables para escaras sin herida. Grado I).

Humidificador:

Un humidificador evita la resequedad de la piel que puede conducir a la irritación asociada con las úlceras de decúbito.

La piel con un buen nivel de humedad es más resistente contra las úlceras por presión y otras infecciones.

Aceite de vitamina E:

Aplicar aceite de vitamina E sobre el cuerpo para hidratar la piel y hacerla más resistente a la sequedad que puede llevar a úlceras de decúbito.

(Los ungüentos solo serían recomendables para escaras sin herida. Grado I).

Beba agua:

Cuando usted bebe por lo menos 8 a 10 vasos de agua al día, puede mantener la piel suave e hidratada, así como promover la eliminación de tejido muerto.

Dejar sus vicios:

Los malos hábitos pueden hacer que las úlceras de decúbito empeoren.

Fumar hace que la piel se reseque y se reduzca el riego sanguíneo a la piel.

El proceso de curación también se ralentiza cuando usted fuma.

También se debe disminuir el consumo de bebidas con cafeína, como té y café.

Vaselina:

Para  fomentar una más rápida curación, aplique vaselina.

Cubra con vendas de gasa y asegure con un pedazo de esparadrapo.

Volver a aplicar la vaselina a demanda para mantener la herida cubierta durante todo el día.

(Los ungüentos solo serían recomendables para escaras sin herida. Grado I).

Masaje:

En las primeras etapas de la escara, se puede masajear la zona para promover una mejor circulación en los puntos de presión. Con cuidado.

Ropa de algodón:

Usar ropa hecha de algodón es beneficioso al ser un material transpirable. Vigile que la ropa no hace pliegues que puedan empeorar la situación.

Piel natural de oveja/borreguillo:

Su eficacia reside en la estructura de las fibras de lana, cuyas principales propiedades son:

Bajo coeficiente de fricción o de rozamiento.

Alta absorción de la humedad (34% aproximadamente). Aislante contra el frío y el calor.

Para la prevención de las escaras durante largos períodos de permanencia en cama.

Se utilizan colocándolas sobre la sábana y en contacto directo con la piel del paciente, también es muy útil para las zonas donde se requiere un cuidado especial al estar sentado.

Mientras la superficie de la lana repele los líquidos, su interior, (es decir la piel) es muy absorbente, teniendo la facultad de absorber hasta un 34% de su peso en humedad.

Esta absorción es muy beneficiosa porque mantiene la piel seca. Con ello evitamos el reblandecimiento de las zonas afectadas y por consiguiente provocar la escara.

Aislante contra el frío y el calor

Propiedades Ignífugas, antibacterianas y antiácaros.

Es importante que estas pieles estén tratadas especialmente para su uso terapéutico.

La elevada densidad de las fibras en la piel de cordero confiere la distribución de la presión y del peso del cuerpo como si de pequeños resortes se tratase, sin nunca deformar.

Este alivio de presión es fundamental para el tratamiento / prevención de escaras o zonas dolorosas o fatigadas, como ocurre en las artrosis.

De la misma forma, reduce la fricción con la piel con que entra en contacto y disminuye la lesión.


En ParaPupas disponemos de este cojín de borreguillo especialmente diseñado para el tratamiento de las escaras.


Finalmente, desde Parapupas, recomendamos tratar este problema y todos los demás, en nuestros mayores, en nuestros familiares, en los pacientes con discapacidad, y en todas las personas que nos rodean… con MIMO. No cuesta nada esforzarse en tratar a nuestros semejantes con cuidado, atención y como a nosotros nos gustaría que nos tratasen. El CARIÑO es, sin duda, la mejor medicina. Y no lo digo yo. Lo dice nuestro médico favorito:

José Cruz Ruiz Villandiego. Miembro de nuestro Comité de Expertos de ParaPupas.

También puede interesarte:

QUÉ SON LAS ESCARAS O ÚLCERAS DE PRESIÓN. VER

GRADOS DE ESCARAS.VER

DÓNDE Y CÓMO SE CREAN LAS ESCARAS. VER

CÓMO TRATAR LAS ESCARAS. VER

GRADOS DE ESCARAS. VER

GUÍA DEL CUIDADOR.VER

NUESTRO COMITÉ DE EXPERTOS. VER

También te puede interesar:

Nuestros magníficos menús a domicilio para mayores. VER

Menú a Domicilio Para Personas Mayores

Nuestros productos para cuidarte y que te cuiden. VER.

Nuestros teléfonos y otros gadgets para mayores. VER.

Nuestros productos para mimar los pies. VER.

Nuestros sillones relax. VER.