UNA ODA HISTÓRICA A NUESTROS MAYORES

A lo largo de la Historia, los mayores siempre ocuparon un lugar destacado. Tanto en positivo como en negativo. Esta oda histórica a nuestros mayores trata de empoderar sus virtudes, como venimos haciendo en ParaPUPAS con la abuelidad o su fortaleza. Hoy se trata de ir atrás en el tiempo, porque muchas de nuestras actitudes de admiración tienen un origen lejano que persiste hasta el día de hoy. De ahí, esta oda histórica a nuestros mayores.

 

 

www.parapupas.com

 

Breve clase de historia

Antes de la civilización, nuestros mayores eran considerados privilegiados. En un momento tan hostil como el de la prehistoria, con amenazas en cualquier lugar del mundo, sobrevivir era un motivo de orgullo. Aún más el llegar a edades avanzadas. Nuestros mayores eran considerados tocados por los dioses, una recompensa. Es por eso que el cuidado y la atención que recibían eran especiales. Además, eran los hombres mayores los chamanes y los brujos, los sanadores, jueces y educadores. Es decir, eran los que poseían la sabiduría y, por lo tanto, los que ostentaban la autoridad en el clan.

Al inicio de la civilización, en la Grecia clásica, la preocupación por la belleza desplazó a nuestros mayores a una posición menos visible. Sin embargo, su autoridad seguía intacta. Hay dos hechos principales que nos interesan. El primero es que se crean las primeras instituciones de caridad donde el cuidado y la atención a los mayores es lo primordial. La comunidad que formaban se llamaba Gerusía. Grecia se considera cuna de la civilización porque dio lugar a la política, este es el segundo de los hechos que interesan en nuestra oda histórica a los mayores: los Consejos de sabios estaban formados por mayores. Su voz era indispensable para tomar decisiones. Incluso en la no tan civilizada Esparta, la Gerusía era el nombre que se le daba al Senado. Ahí estaban nuestros mayores, sabios, quienes no permitían ninguna acción de los reyes espartanos si no era en base a su consejo.

Como vemos, el tener a nuestros mayores como fuente de sabiduría es algo que viene de lejos. Incluso antes de que apareciera la escritura, la atención y el cuidado era un signo de admiración a nuestros mayores. Esta oda histórica pretende servir, como se ha dicho, a empoderar a nuestros mayores. Unos privilegiados, aunque cabría plantear la duda de si, nosotros, que los disfrutamos, somos más privilegiados aún.

 

Especialistas en asesoramiento integral a la tercera edad, discapacidad y dependencia

 

Ver también:

DIFERENCIA ENTRE DISCAPACIDAD Y DEPENDENCIA. VER

GRADOS DE ESCARAS. VER

QUIÉNES SOMOS. VER

COMITÉ DE EXPERTOS. VER

 

También te puede interesar:

Nuestros productos para cuidarte y que te cuiden. VER.

Nuestros teléfonos y otros gadgets para mayores. VER.

Nuestros productos para mimar los pies. VER.

Nuestros sillones relax. VER.