Cargando...

PREVENIR EL GOLPE DE CALOR EN LA TERCERA EDAD

Las consecuencias del calor, en general, son bastantes molestas y pueden afectar en diferentes grados a las personas. Cuando se trata de la tercera edad, es mucho mayor el riesgo de sufrir consecuencias debido al calor. El golpe de calor se puede prevenir siguiendo unas pautas muy básicas, pero, también, pueden atajarse las consecuencias de sufrir un golpe de calor en la tercera edad. Tan sólo debéis seguir los consejos que aquí se exponen.

Con la llegada de las altas temperaturas, nuestro cuerpo tiende a intercambiar la temperatura interna con la del medio. El organismo funciona como un regulador natural, que empieza a fallar cuando el calor es mayor fuera que dentro. Falla porque no se produce dicho intercambio de calor, por lo que el calor se acumula. En el caso de la tercera edad, hay otro inconveniente: al lado de este regulador, situado en el hipotálamo, hay un grupo de neuronas que son las que alertan del riesgo. En la tercera edad, este grupo neuronal puede estar afectado negativamente o, simplemente, puede haber perdido noción de ser.

Es por eso que, para prevenir el golpe de calor en la tercera edad, debemos recordarles constantemente que se hidraten bien. Agua o bebidas isotónicas deben acompañarles cada vez que salgan de casa y existan temperaturas inferiores a los 32 grados. La temperatura ideal para nuestro organismo es de 24 grados, la más nociva es la que supera los 35 grados. Por lo tanto, es imprescindible recuperar los azúcares y sales minerales que perdemos con el calor.

Los síntomas del golpe de calor son dolor de cabeza, aumento de la temperatura corporal, mareos, piel seca, etc. Esto puede llegar a ser muy peligroso, ya que puede acarrear el coma. A la persona que sufre el golpe de calor, debemos llevarla a la sombra y quitarles ropa. Acto seguido, debemos enfriar puntos esenciales como la frente, nuca o las muñecas. No hay que darle de beber de manera muy brusca, siempre que esté consciente deberá ser poco a poco.

Es decir, que para prevenir el golpe de calor en la tercera edad debemos recordarles constantemente que se hidraten y que, en las horas de más calor (de doce de la mañana a seis de la tarde) no salgan de casa y no hagan demasiado esfuerzo físico. Desde ParaPUPAS consideramos que cualquier consejo es bueno para que la tercera edad no sufra. prevenir golpe calor tercera edad

ParaPupas selecciona para ti las mejores ofertas de productos para la tercera edad, discapacidad y dependencia. Descúbrelas en nuestra tienda.