CÓMO EJERCITAR LA MENTE

Cada vez es mayor la esperanza de vida en las personas. Esto conlleva un continuo deterioro tanto físico como mental a lo largo de los años. Para que las consecuencias del envejecimiento se vean disminuidas, es aconsejable llevar un estilo de vida saludable. Se recomienda mantener prácticas tanto físicas como mentales y sociales, en definitiva, estar activos.

Todos sabemos cómo mantener una vida activa físicamente, pero ¿qué pasa con la mente? Le damos muy poca importancia a todo lo relacionado con el cerebro, cuando realmente es algo primordial. Es importante cuidarlo y ejercitarlo habitualmente para una mayor capacidad de recuperación tras una lesión y un menor deterioro cognitivo. Entrenándolo lograremos disminuir el impacto que tiene en nosotros hacernos mayores.

Algunos de los ejercicios que se pueden practicar son los siguientes:

  • Memoria: Ejercitar la memoria es de gran importancia ya que ésta se deteriora con gran facilidad. ¿No sentís según pasan los años que tenéis menor capacidad de retención de datos? Esto es debido a abandonar ese tipo de entrenamiento. Unos buenos métodos para entrenarla son los juegos de memoria, fomentar recuerdos, juegos de casa, o el simple hecho de memorizar teléfonos y direcciones.

  • Atención: La búsqueda de patrones en elementos o diferencias entre dos imágenes son de gran utilidad para ejercitar la atención.

  • Cálculo: El tratar de realizar operaciones matemáticas con la mayor brevedad posible o actividades básicas como pagar en efectivo nos pueden ayudar a mantener una gran rapidez en el cálculo numérico.

  • Orientación: Hay quien sin trabajarla es buenísimo orientándose, y hay a quien nos cuesta más. Yo soy de esas personas que al ir a un país que desconoce puede hacer todos los días el mismo recorrido y no quedarse todavía con él o seguir dudando, y sin embargo, mi padre por ejemplo, era todo lo contrario. Nada más llegar a un lugar, aunque no hubiese estado anteriormente en él, se orientaba como si de su casa se tratase. Cada uno tiene su don. Sin embargo, eso, como todo, se puede entrenar, y una buena manera es asociar lugares con actividades, o la capacidad de guiarse leyendo un mapa.

  • Funciones ejecutivas: Los crucigramas, los sudokus, los problemas de lógica, etc., son muy buenos para entrenar la mente.

La lectura es una actividad que junta varias de las áreas mencionadas, como la memoria, la percepción y el razonamiento. Elige un buen libro y disfruta sumergiéndote en su historia.

Lo más importante de todo esto es el interés personal y la constancia. De nada sirve estar dos meses entrenando todas las áreas si no se continúa a lo largo del tiempo. Las nuevas tecnologías nos hacen cada vez entrenar menos nuestro cerebro, nos vuelven mentalmente sedentarios. Provocan que nuestro cerebro se relaje y no se esfuerce, no aprenda, no avance.

Es imprescindible también, para mantener el cerebro activo, SOCIALIZAR. Pero en persona. Nos aporta múltiples beneficios tanto psicológicos como físicos. Además, salir de nuestra zona de confort es muy beneficioso para el ejercicio de la mente, realizar actividades nuevas provoca que nuestro cerebro se active.

Habitualmente relacionamos el hacerse mayor con dejar de aprender. Tenemos la idea que para aprender sólo está la juventud. Es importante quitarse esa idea de la cabeza ya que nunca es tarde para aprender cosas nuevas. Se pueden buscar aficiones que supongan un reto intelectual, o incluso comenzar un grado universitario para los más atrevidos. Y hay algo que no cambia a lo largo de los años; la importancia de estar motivados. Encontrar algo que realmente nos apasione y que hemos deseado hacer durante toda la vida y por falta de tiempo o diversos motivos no hemos podido. ¡Ahora es el momento!

Un gran ejemplo de lo anteriormente mencionado es la cantidad de personas mayores que comienzan grados universitarios tras la jubilación o antes. ¿Para dedicarse a ello? Obviamente no. Pero sí para disfrutar aprendiendo sobre algo que te interesa, te apasiona y ante todo, te motiva. Existen Programas Universitarios para Mayores (PUM) enfocados a personas que superen los 50 años.

Los idiomas también son un buen ejemplo sobre cómo continuar aprendiendo y trabajando la mente.

Es importante destacar, que estos ejercicios no evitan la aparición de enfermedades como la demencia o el Alzheimer, pero, sin embargo, si pueden ayudar a retrasar su aparición.

A continuación menciono un App que nos ayudarán a trabajar la mente:

El entrenamiento cognitivo puede ser una herramienta para controlar el avance de la demencia y mantener el cerebro de las personas mayores activo. Stimulus tiene más de 30 ejercicios en sesiones de entrenamiento diseñadas para poner a prueba la memoria, atención y funciones ejecutivas. Los resultados se comparan con los de jugadores de todo el mundo en general y con los de su rango de edad. Compatible: iOS, Android

Y… RECUERDA. ¡NUNCA ES TARDE PARA APRENDER Y HACER LO QUE TE GUSTA!

También puede interesarte:

QUÉ SON LAS ESCARAS O ÚLCERAS DE PRESIÓN. VER

GUÍA DEL CUIDADOR. VER

DIFERENCIA ENTRE DISCAPACIDAD Y DEPENDENCIA. VER

QUIÉNES SOMOS. VER

COMITÉ DE EXPERTOS. VER

JOSE CRUZ

También te puede interesar:

Nuestros magníficos menús a domicilio para mayores. VER

Menú a Domicilio Para Personas Mayores

Nuestros productos para cuidarte y que te cuiden. VER.

Nuestros teléfonos y otros gadgets para mayores. VER.

Nuestros productos para mimar los pies. VER.

Nuestros sillones relax. VER.